Carta a los Reyes Magos 2020

El 2020 está siendo un año de mierda. Así de claro. El dichoso COVID nos ha afectado de uno u otro modo y lo mejor que nos puede ofrecer es acabarse ya.

A mi personalmente me ha obligado a cerrar un proyecto en el que llevaba casi 3 años y que empezaba a despegar, pillé el virus en verano (afortunadamente asintomático total) y ha condicionado todo mi mundo personal y laboral. Pero soy una persona positiva, demasiado a veces, y no le dedico más de un breve espacio de tiempo a lamentarme cuando algo sale mal. Prefiero buscar soluciones a los problemas que alimentarlos con quejas. Así que tal y como se cerraban unas puertas se abrían otras, y de la experiencia vivida sacaba lo mejor para aplicarlo en los nuevos proyectos.

Por eso creo que este año, a diferencia de otros, sí que voy a escribirle la carta a los Reyes Magos. Papá Noel nunca me ha llamado especialmente la atención (sorry Santa…), en casa hemos sido más tradicionales y la Noche de Reyes para mi hermana y para mi era todo un acontecimiento. Así que quiero encomendarme y escribirles, a ver si se enrollan, aunque me da que este año van a tener faena…

«Queridos Reyes Magos»

Soy yo Jesús, hace muchos años que no hablamos. La verdad es que las cosas han ido bien y tampoco quería daros mucho trabajo todos estos años, me he dejado sorprender la mayoría de ocasiones, con mayor o menor acierto, exceptuando algún caprichito que si que se me ha antojado. Lo siento pero este año no os libráis de mi, así que estad atentos y tomad nota. En primer lugar, me sumo a la petición popular de que en lugar de traer muchas cosas, os llevéis el COVID. Ya hemos tenido bastante «bicho». Con él, podéis llevaros a los inconscientes que día a día siguen saliendo a la calle sin mascarilla y a los que se la quitan para hablar por teléfono, para estornudar y para toser. Ah y a los que llevan la nariz por fuera, a esos no los soporto. ¿Podéis llevaros también a algunos políticos? Tenemos muchos, algunos no sirven para nada y sólo se han dedicado a llevar la contraria para fastidiar en lugar de ayudar a la gente. Para actitudes de niño pequeño, me quedo con los niños pequeños de verdad, que al menos ellos no se dan cuenta de cómo son y no lo hacen queriendo. También estaría bien que nos dejéis un poco de trabajo, a todos en general.

Ésto es en temas generales, en plan, «deseos para el mundo». Para mi familia también quiero algo:

  • Que llamen a Elena de su trabajo soñado (vosotros ya sabéis cuál es).
  • Que mis hijos no cambien (o que lo hagan poco, es que molan mucho).
  • Que no me duela la rodilla.
  • Quiero seguir siendo tan positivo.
  • ¿Os podéis llevar unos cuantos kilos que me sobran? (si cuela, cuela)
  • ¿Podéis hacer que acaben El Cuento de La Criada? Estábamos enganchados y la cosa se ha quedado regulera…
  • Hay un Superthing que es muy dificil de encontrar, Oculus Max, ¿podéis echarnos un cable?
  • Y por pedir que no quede…. ¿podéis hacer algo para que Robert Downey Jr siga siendo Ironman?

No creo en la magia, pero si hay un año que necesitamos que magia y ciencia den el 100% es este. Así que ya que estamos pido un poco de todo, por si acaso.

Espero que el año que viene podamos mirar atrás con pena, pero con alivio porque lo peor ya pasó. Y volver a ilusionarnos con tonterías, y que nuestros hijos no vean en la gente dos ojos preocupados la mayor parte del tiempo, sino caras felices por todos lados.

Y vosotros, qué le pedís a los Reyes Magos?

¡Hasta la próxima Capitanes!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad